sábado, 18 de junio de 2016

"Málaga tiene un #fashionroom29 con futuro"

Terminó la Fashion Room 29 y comienza una cuenta atrás o un paso adelante. Porque después de lo vivido en ese espacio que es La Caja Blanca , ese lugar abierto a proyectos, a propuestas artísticas, modernas y si me lo permiten, vanguardistas, que tanto hacían falta en la Málaga de Picasso, la mal llamada Málaga de Picasso, porque muchos otros genios han nacido o han pacido aquí. Genios de la música, de las letras, de la interpretación y de la moda, por qué no. Se ha abierto una puerta a los nuevos diseñadores, a las nuevas tecnologías y a ese chorro de aire fresco, que necesita esta ciudad para que no se monopolice ni la moda, ni el diseño ni las pasarelas, ni el arte en general.

El casposerío mercántilista que quiere monopolizar el arte en cualquiera de su expresiones, buscando además de postureo, ahorrar dinero y ganar dinero, tiene los días contados, al menos para un sector anónimo de esta sociedad al que nos quitaron el cartón de las gafas y ya podemos ver con claridad por donde van los tiros, en la ciudad del paraiso.

La noche del viernes, Miguel Ángel Ruiz, decano de los diseñadores de esta  bendita tierra, no desfiló, no paseó chicas por la pasarela, no. Hizo un show multimedia, donde una pantalla gigante mostraba imagines de su trayectoria, a la espalda de un escenario en forma de "T" tocaba la guitarra y cantaba acompañado de su grupo, mientras que las chicas desfilaban. Para los puristas, no a lugar. Para los que nos consideramos con la mente abierta, una presentación distinta y rompedora de toda una trayectoria en el mundo de la moda. Rock y Alta Costura,  iban de la mano. Y el diseñador, mostró parte de su personalidad abrazado a esa guitarra.

El desfile fue un concierto de rock, con versiones de grandes como Jimi Hendrix, donde las modelos, lucían con elegancia y complicidad con este multidisciplinar artista, mientras él tocaba la guitarra y cantando por la pasarela. O al contrario.

Rock y moda, en un espacio como la Caja Blanca, lejos del centro, pero en Málaga, ni en calle Larios ni en una terraza, en un espacio abierto a ideas.Se me hizo corto y el final espectacular, todas las modelos bailando la versión Ruiz del grupo The Doobie Brothers, "Tren de largo recorrido" como su trayectoría de más de treinta años en el mundo de la Moda.

La Alta Costura puede ser divertida, las puestas en escenas son fundamentales. Eso junto a la calidad de los diseños son un valor añadido para que un Show, sea un éxito y una puerta abierta para los jóvenes y emergentes diseñadores, puedan asomarse.

Vi el back stage, el ensayo de Little Wind de Hendrix, se pusieron los vellos como escarpias y todavía recuerdo esos acordes de esa bella canción, adornando el paso de las modelos por la pasarela. Esas pasarelas que deben evolucionar y adaptarse a estos tiempos que corren en Málaga, una ciudad abierta al mar y no me cansaré de decir, que tiene muchos artistas, que Picasso será el icono para algunos, pero también donde el deporte local es  el #posturero y el efecto secundario la envidia. La ventana al mundo, Facebook, donde quemamos nuestra vida en la hoguera de las vanidades. ¿es tiempo de echar el freno y cambiar el chip? El futuro necesita un gran beso.

@jcebreros20


No hay comentarios:

Publicar un comentario