sábado, 14 de mayo de 2016

En Málaga "no hables de futuro es una ilusión".

"No hables de futuro es una ilusión, cuando el rock and roll....." como sabeis, mis queridos amigos, amigos del Monigote, es un estribillo de un tema de Loquillo. Hacia tiempo que no oia esa letra, hoy interpretada por Adolfo Caimán junto a Alex el Zurdo, Manuel Moles y el resto de una banda que tocaba en la recoleta Plaza del Pericón, en las inmediaciones de Carreterias. En un jardín  que es complicado regar, ya que es colgante. Como decía ese estribillo del maestro Loquillo, no hables de futuro, es una ilusión..
Hoy he disfrutado del centro, de mi mujer, de mi hija, he vivido anecdotas cuanto menos símpaticas, en esta Málaga variopinta, novelera, muy del sur de Europa con sus defectos y sus virtudes. Porque Málaga tiene muchas luces, pero tambien muchas sombras, hay gente sobrada de talento y otras a las que les sobra serrín en la cabeza. Lo queremos todo, tenemos de casi todo, pero no nos conformamos con nada.
Muchas veces me pregunto, si somos conscientes de donde vivimos, de este punto de planeta declarado recientemente "Strong City" la primera y única de España, junto con Nueva York, Paris, Londres  por poner un ejemplo.  Primera ciudad española de la Red Internacional contra el Terrorismo. Esto significa que vamos a la vanguardia de la lucha contra el terrorismo. Porque terrorismo hay, solo hay que levantar un momento los ojos del móvil para ver las noticias y darse cuenta que el terrorismo existe en el mundo.
Y mientras todo ésto ocurre, el malagueño asiduo al bar de barrio, a leer la sección de deportes de los periódicos gratuitos del bar donde apura esa copa de Machaquito, junto al primer café.  Esos que cuando pasa ese grupo de quinceañeras móvil en mano lanzan piropos de mal gusto, esos que juegan al dominó con un palillo en la boca más parecida a un derribo que a una dentadura. Estos señores que comentan noticias, entre vasito de vino y vasito de vino, ese microclima dentro de esta ciudad abierta al mar, que a veces parece como anestesiada y otras disfrutando del dia de la marmota. No se quieren enterar o no se enteran, que la Málaga tiene prioridades. La Málaga que parece observada por un San Pancracio y por el Cautivo en un almanaque.
Por eso mi admirado Loquillo, vuelve a resonar en mi cabeza con un estribillo, que dice que "no hables de futuro...." si no tienes criterio. Que la Málaga que va a disfrutar mi hija, no tiene nada que ver con la Málaga de Don Pedro Aparicio que en gloria esté, no.
Málaga será una ciudad moderna, solidaría y a la vanguardia de muchas cosas. Nos falta sacudirnos esa caspa del hombro que nos cae en ciertas ocasiones, cuando alegres como una mosca ante un pastel, nos creemos el ombligo del mundo en muchas cosas. Por ejemplo nuestro Festival de Málaga de Cine Español, le falta un par de meneos y un par de hervores, de los gritos de los fan no se vive. Nuestra moda, podria salir fuera de nuestras fronteras, no se lo que ocurre. La Pasarela Larios, ¿por qué tiene que tiener trescientos metros, si le sobran doscientos?. Nuestra feria, todos nos años nos da un Trending Topic, generalmente poco agradable pudiendo ser elegante y señorial, se desvirtua el centro, pierde su esencia. La Semana Santa explendida, si no se ponen los cofrades cansinos. Y asi pondria muchos ejemplos más, de cosas que tiene solución a mejor.
Hay futuro, sólo falta sentido común, observar mucho, trabajar mucho, viajar y ver mundo, para poder decir, es cierto, como en Málaga en ningún sitio. Nos quejaremos muchos, pero en unos años tendremos la ciudad que soñamos. Por qué no Loquillo, hace falta ilusión....
Cuando dejen de revolotear,  ciertos personajes, como moscas ante un merengue, tendremos incluso certámenes de belleza y pasarelas donde desfile la moda y no el #postureo, tendremos Rock and Roll de Málaga en Auditorios y podremos hablar de Cultura, de buenos festivales de Música y de Literatura de Málaga vista por una chica con los ojos manga. O de Arte sin mencionar a Picasso.
@jcebreros20

No hay comentarios:

Publicar un comentario